No te olvides de tu marca personal

0

Gestionar tu marca personal es hoy en día un requisito más para desarrollar tu carrera profesional y para ser mejor valorado. Ya no solo cuentan los títulos, experiencia, y diplomas obtenidos. Desarrollar una imagen personal consistente es algo que se valora cada vez más y que te ayudará a conseguir muchas metas que te propongas en la vida.

Tu marca personas eres tú, recuérdalo…

La marca personal tiene mucho que ver con la comunicación. Nuestra imagen y lo que ven los demás en nosotros comunica. Las personas que nos ven, que nos oyen y que tienen contacto con nosotros se hacen una impresión general de nuestra identidad a través de los mensajes que reciben de nuestras palabras, de nuestros gestos, de cómo vestimos, de lo que ven en nuestras redes sociales, de nuestro todo de voz, de las palabras que utilizamos, de cómo escribimos, de los canales de comunicación que utilizamos… Todo comunica y todo afecta a nuestra marca personal, más aún si es público. En todo caso la clave está en comunicar quién soy, qué soy y qué quiero de la manera apropiada.

Si quieres tener una marca personal apropiada debes pensar primero si la imagen real que transmites es consistente con lo que realmente eres. Para esto es necesario que cuentes con la opinión de otras personas ya que es muy común que nosotros nos engañemos a nosotros mismos a la hora de calificarnos, analizarnos o criticarnos.

La autenticidad es un valor. No hace falta pretender ser quien no eres. Aunque cabe decir que hay personas, sobre todo en el ámbito público, que crean un “personaje” para esa vida pública diferente a lo que son puertas para adentro, pero eso dependerá de una estrategia que te propongas a través de un análisis profundo de lo más conveniente para ti y para la imagen que quieres ofrecer.

En esta ocasión te daré unos tips para que tomes en cuenta a la hora de desarrollar tu marca personal:

1. Sé auténtico, no intentes copiar esquemas o comportamientos de otras personas que ves que tiene éxito personal, eres una persona única y diferente. Ser honestos en este sentido es importante.

2. Sé consistente, no intentes cambiar de acuerdo con el grupo donde estés o al ambiente que te rodea, dentro de mantener las formas, sé tú mismo todo el tiempo.

3. Hazte visible, crea tus grupos, date a conocer en las redes sociales, en tu entorno de trabajo, intenta participar en asociaciones, reuniones, ofrécete en iniciativas de trabajo o de colaboración, etc.

4. Busca opiniones sobre ti, de manera informal, preguntándole a las personas con la que tienes más confianza y también de manera formal en tu trabajo.

5. Aprende cómo ser influyente, busca que tus opiniones y puntos de vista sean tomados en cuenta en los grupos donde interactúas, con tus clientes, amistades, compañeros. Argumentar correctamente y participar en discusiones abiertas y sinceras (offline – Online) son buenas oportunidades para ser más influyente.

6. Actualízate a ti mismo de manera que no te encasilles en una sola posición. Evoluciona siguiendo las tendencias y tu entorno según tu criterio y tu estilo.

7. El estilo es importante, recuerda que la forma de hacer las cosas tiene a veces la misma importancia que las cosas que haces. Intenta comunicar con un tono adecuado para que tu mensaje no solo sea escuchado sino también comprendido.

8. Identifica qué te distingue de los demás (tu valor diferencial), cuáles son tus puntos fuertes y poténcialos. Trabaja sobre los puntos débiles e intenta que no sean los que llamen la atención.

9. La autocrítica es importante para mejorar, pero la “autoalabanza” también viene bien de vez en cuando. Quiérete y valora lo que haces.

10. No te veas como uno más. No pienses que eres uno más, un empleado más o un emprendedor más. Piensa que tienes muy buenas cosas que ofrecer y que eres capaz de lograrlo.

11. Cambia tu ambiente de trabajo si es necesario y personalízalo de acuerdo con todos los puntos anteriores. No significa cambiar el mobiliario, posiblemente con algunos toques particulares pueden adaptarlo a tu personalidad.

12. No hagas tu marca personal como un reflejo de tu profesión. Tener una marca personal exitosa implica que eres como eres, no solo cuando trabajas, también cuando estás en casa, de vacaciones. Recuerda, tu marca personal eres tú.

Lo ideal, vivir y hacer tuya a tu marca personal, que sea un reflejo de quién eres, qué haces, qué quieres, de tu estilo de vida y de tu personalidad.

Javier Galué

Consultor de PYMES y Startups en Comunicación Estratégica, Reputación y Liderazgo
Linkedin: www.linkedin.com/in/javiergalue
http://comunicaemocionayconvence.com/

No te olvides de tu marca personal
4 (80%) 1 vote

Dejar respuesta