Una nueva forma de negocio: las cooperativas de trabajo asociado

0
cooperativas de trabajo asociado

Las cooperativas de trabajo asociado son aquellas que tienen como objetivo proporcionar a sus socios puestos de trabajo, mediante su esfuerzo personal y directo, a tiempo parcial o completo, a través de la organización en común de la producción de bienes o servicios para terceros.

Uno de los motivos por los que puedes decidir formar parte de una cooperativa es para poder cotizar sin darte de alta en la Seguridad Social como autónomo, por ejemplo si decides hacer trabajos puntuales como freelance, si facturas  entre los casi 10.000 euros (en los que está el Salario Mínimo Interprofesional) y los 15.000 euros al año aproximadamente, ya que por encima de este umbral, sería más aconsejable que te dieras de alta como autónomo, pero eso ya sería una cuestión personal.

Los trámites que debes realizar para llegar a formar parte de una cooperativa son muy fáciles, con sólo acceder a la página web de una de ellas y rellenar el contrato de adhesión, te valdría; una vez rellenado, se firma y se envía a través de un correo electrónico con la copia del DNI y el justificante del ingreso de la cuota de inscripción, que oscilará entre los 80 y los 100 euros aproximadamente.

Formar parte de una cooperativa tiene muchos beneficios, entre los que destaca el ahorro. Al estar dentro de una asociación el coste de los seguros sociales va por días, y en principio, no deberías pagar una cuota mensual como en el caso de que fueras autónomo, aunque hay cooperativas que si te la exigen.

Por otro lado, si fueras autónomo al emitir tu factura te retendrían un 15% por el IRPF, mientras que al formar parte de una cooperativa como socio, sólo te retendrían un 2%. Otra de las ventajas, es que no tendrías que pagar la cuota de autónomos de 267,04 euros mensuales, mientras que como socio de una cooperativa, pagarías dos cuotas iniciales:

  • una parte reembolsable, que se te devolvería el día que decidas dejar de formar parte de la cooperativa
  • una parte no reembolsable, que sería el dinero que tendrías que pagar inicialmente al entrar a formar parte de la cooperativa, que oscilará en función de cada cooperativa, pero que está aproximadamente entre los 80 y los 100 euros.

Estas dos cuotas también varían dependiendo de la cooperativa a la que pases a formar parte. Por ejemplo, en Factoo, sólo te piden que pagues una cuota inicial de 30 euros, que te reembolsarán el día que abandones la cooperativa, si cumples ciertos requisitos. Como decimos estas cuotas cambian, pero en cualquier caso, siempre son inferiores al importe que deberías de pagar si te das de alta como autónomo.

A estas cantidades, le tendrías que añadir los costes de la Seguridad Social sólo por los días que has trabajado, importe que cambia en función de la base de cotización de tu nómina, pero que finalmente, siempre será inferior a la cuota que pagarías por ser autónomo.

Para comenzar a tra17bajar a través de la cooperativa, lo primero que debes hacer es comunicarle a la misma, que te han contratado para llevar a cabo un trabajo, para que desde la cooperativa, gestionen nuestra alta y baja en la Seguridad Social por las horas o días que vayamos a invertir en dicho trabajo. Para ello nuestra cooperativa nos dará de alta en el Régimen General, como trabajador asalariado, así nosotros no deberemos realizar ninguna factura, sino que la propia cooperativa será la que lo haga y la cobre.

Como ya eres un empleado de la entidad, se nos abona la parte correspondiente a través de una nómina, con el importe de todas nuestras facturas, pero con un descuento que corresponde a los costes asociados a la cooperativa y los impuestos aplicables, que son: la cuota mensual (si es que la tiene) , el importe del seguro social, el % del impuesto de sociedades de la cooperativa, el % de comisión de gestión que te aplique tu cooperativa y el 2% del IRPF.

facturaEsta es una buena opción para ahorrarte un dinero y poder cotizar como trabajador por cuenta propia, así que si no tenías claro el proceso de darte de alta como autónomo para trabajos puntuales, pasar a formar parte de una Cooperativa puede ayudarte a dar el paso para comenzar a trabajador por tu cuenta.

Valorar este artículo

Dejar respuesta