EMPRENDEDORES, la gran mentira.

0
emprendedores

Cuando emprender es el fin y no el medio

La palabra emprendedor está en auge, es un término blanco, al que cualquiera se puede unir, todos estamos a favor del emprendedor, e, independientemente de nuestra ideología o percepción de las teorías económicas defendemos como la solución universal para los problemas de nuestra sociedad.

Pues niego la mayor, creo que ya somos mayorcitos para poder expresarnos con claridad, sin eufemismos y llamando a las cosas por su nombre.

Si entendemos emprendedor como empresario BUENO, muy diferente del malo que explota a sus trabajadores y se queda con el dinero para él sólo, debo decirte que estas contribuyendo a la gran mentira, a la campaña orquestada por gobiernos y medios de comunicación para “lavar” el concepto de empresario, que muchos se han molestado durante años en demonizar y culpar de todos los males endémicos de la sociedad, en este caso de la Española.

Y si por el contrario si consideras que son cosas diferentes, que el emprendedor es el que pone en marcha negocios, de una manera romántica y altruista, debo decirte que ese tipo de “emprendedores” no nos interesan.

emprendedoresEmprender por emprender no tiene sentido, aunque algunos lo llevemos en la sangre, el cuerpo nos pida crear modelos nuevos, negocios diferentes, estructuras y repartos del trabajo poco convencionales, la realidad es que el fin último del emprendedor no debe ser “montar” un negocio, debe ser CREAR RIQUEZA con un negocio, conseguir que nuestro proyecto sea rentable y genere ingresos para el empresario, los trabajadores y por supuesto para la sociedad en general con los impuesto.

Montar un negocio que no CREA RIQUEZA es un problema para el emprendedor y para la sociedad, no sólo económico, también social. Por eso, lo que hay que premiar socialmente es la creación de riqueza y no la creación de expectativas, al emprendedor que persigue transformarse en EMPRESARIO.

Y que pasa con el Emprendedor que no llega a empresario, que no consigue que su proyecto sea rentable, que se convierte en emPERDEDOR. Importante, el emprendedor fallido no debe ser castigado ni socialmente, ni económicamente ya que es bien sabido que en esto de los negocios es muy importante poder intentarlo muchas veces para poder conseguir el objetivo último, un negocio rentable para CREAR RIQUEZA.

Por todo esto digo NO al EMPRENDEDOR profesional, al que vive de poner en marcha proyecto con el único objetivo de saciar su necesidad de adrenalina, su ego y su imagen pública, y digo SI al EMPRENDEDOR que quiere GENERAR RIQUEZA y apuesta su tiempo y su dinero para intentarlo una y otra vez, este seguro, antes o después, será un EMPRESARIO.

EMPRENDEDORES, la gran mentira.
Valorar este artículo

Dejar respuesta