Entrevista a Marta González, CEO y fundadora de Sigma Biotech

0

¿Cuál es tu proyecto?

Mi proyecto es Sigma Biotech, donde actuamos como un departamento privado de I+D+i en la optimización de recursos para las Industrias Agroalimentaria y Cosmética. Con ella, permitimos a la industria que se adapte a las actuales exigencias del mercado, apostando por el desarrollo de productos altamente innovadores y diferenciadores. Nuestros clientes consiguen establecer un punto de inflexión clave para el lanzamiento de productos alimentarios, asentamiento estratégico del sector y entrada en nuevos nichos de mercado, lo que les aporta gran valor.

En definitiva, somos un departamento de I+D+i para nuestros clientes, siendo especialistas en mejorar aquello que ya existe y obteniendo productos diferentes para nuevos nichos de mercado, de una manera científica, innovadora y rentable. Todo ello, bajo un estricto protocolo de confidencialidad, punto clave para que nuestros clientes confíen en nuestra operativa y se sientan lo más protegidos posibles.

¿Cómo has elegido el nombre de vuestro proyecto?

Sigma en el alfabeto griego significa “sumatorio” y su uso evita tener que utilizar puntos suspensivos. Biotech, debido a que somos una empresa actual y puntera en materia de nuevas tecnologías agroalimentarias. Por tanto, lo que se pretende trasladar al cliente es que colaborar con Sigma Biotech en materia de I+D+i alimentaria SUMA, contribuye y complementa, sin dejar planteamientos en el aire o supeditados a posibles interpretaciones. Aportamos innovaciones tangibles y, sobre todo rentables, que proporcionan valor añadido a nuestros clientes, acompañándolos en todo el proceso innovador.

  • ¿Con quién cuentas para realizarlo? (equipo)

Actualmente somos diez las personas en plantilla, todas ellas con titulaciones superiores (Ingenieros Industriales, Tecnólogos de Alimentos, Nutricionistas…), formando así un equipo multidisciplinar con más de 40 años de experiencia dedicados a la industria y a la I+D+i agroalimentaria, lo que nos permite satisfacer las demandas de cada empresa, dinamizando en todo momento el proceso de innovación y ajustándolo a sus necesidades.

¿Cómo surgió la idea de emprender?

Antes de convertirme en emprendedora, estuve trabajando como Directora de Proyectos de I+D para diferentes empresas privadas, con características similares a Sigma Biotech. Fue entonces cuando pude darme cuenta que la innovación se impone cada vez más como la única herramienta rentable para las empresas, siendo la llave para el crecimiento económico e intelectual de cada una de ellas. Las exigencias del mercado son cada vez mayores, por lo que es fundamental otorgar valor añadido a los productos desarrollados para que, de esta forma, no sólo sobrevivan ante tanta competitividad, sino que salgan reforzados y el cliente los perciba como diferentes.

Así, fue en 2013 cuando decidí lanzarme al mundo empresarial, ya que existía un importante nicho de mercado en este sector, pero que en ese momento no se encontraba satisfecho totalmente, motivo por el que aposté por la creación de mi proyecto empresarial: Sigma Biotech, Tu Departamento de I+D+i Agroalimentario.

¿Cuál es tu modelo de negocio?

Nuestro modelo de negocio es totalmente B2B, ya que ofrecemos servicios para empresas con objeto de aumentar el valor que éstas pueden ofrecer a los consumidores finales. Nuestro modelo está basado en servicios de innovación de alto valor añadido, en donde todo nuestro equipo técnico pone el alma para que cada cliente quede satisfecho con nuestro trabajo. Nuestras premisas y valores son profesionalidad, honestidad, eficacia y agilidad, con objeto de que cada cliente sienta que cuenta con un equipo técnico experto como si fuese parte de su empresa, de ahí la alta interacción que tenemos en cada proyecto. Creemos que es la fórmula del éxito y en estos tiempos en donde hay muchas empresas, es importante dar el mejor servicio al cliente para que no sólo comiencen a trabajar con nosotros, sino que, repitan.

¿Cuáles son los hitos más importantes conseguidos hasta la fecha?

Sinceramente, cada vez que un cliente confía sus proyectos a nuestro equipo, supone un hito para Sigma Biotech. No es una frase típica, es que realmente sentimos que es así. Que grandes empresas confíen en tu proyecto para gestionarle sus proyectos de innovación nos llena de gran orgullo y satisfacción a la vez que supone una grandísima responsabilidad. Pero estamos preparados para afrontar nuevos retos. Es una suerte que tantas empresas confíen en Sigma Biotech.

A nivel de premios, hasta día de hoy, contamos con reconocimientos como: Ganador Iniciativa Emprendedora en Premios AJE Andalucía (2015), Ganador en la Modalidad Economía y Empleo en Premios Granada Joven XV Edición (2015), Mejor Microempresa de España 2014 en la X Edición de los Premios Revista Emprendedores, Certificado de Conformidad Joven Empresa Innovadora (AENOR, 2015) entre otros. Supone una enorme satisfacción que te reconozcan por el trabajo y las aportaciones dentro del sector, así como son una fuente de motivación para seguir haciendo bien las cosas.

Cuando necesitas orientación, ideas, ayuda, apoyo, consejo… ¿Dónde lo encuentras?

Cuento con la suerte de contar con personas a mi lado que me ayudan tanto en los días buenos como en los duros. Mi familia, mi pareja, amigos… ellos son quienes hacen posible mi día a día y siempre están ahí ofreciendo su punto de vista para ayudarme. De forma indirecta, también son mis acompañantes en el camino diario de la empresa, pero su apoyo y aliento es fundamental para seguir caminando y creciendo tanto a nivel personal como profesional.

¿Con qué obstáculos te has encontrado a la hora de poner en marcha el negocio?

Los obstáculos al inicio de la actividad, imagino que son los comunes a la mayoría de emprendedores en sus inicios, aunque los principales son el difícil acceso a ayudas económicas o financiación y, sobre todo, la escasa cultura en materia de innovación que hay nuestro país; por ello, encontrar empresas dispuestas a invertir en I+D y poder ayudarles supone para nosotros una gran satisfacción diaria.

¿En qué se diferencia tu negocio de la competencia?

Aquí podríamos centrarnos en precios o resultados, pero en mi opinión, esto no es lo que hace diferente a una empresa. Todas las personas que trabajamos en Sigma Biotech tenemos el objetivo principal de atender a nuestros clientes de forma profesional, adaptándonos a sus necesidades y posibilidades. Ser honestos, atentos, rápidos, eficaces y concienzudos con los objetivos de nuestros clientes, es lo que nos hace realmente diferentes y por lo que repiten con nosotros.

¿Tienes un website, blog, o perfil social donde podamos conocer tu proyecto?

Así es, contamos con www.sigmabiotech.es y perfiles sociales en Youtube, Facebook, Linkedin, Google+ y Twitter. Somos conscientes de la importancia de estar presentes en internet, además nos facilitan el mantener una relación con nuestros clientes.

¿Qué importancia crees que tienen las redes sociales al a hora de dar a conocer tu negocio?

En la actualidad, nadie se despega de su teléfono a lo largo del día y todo el mundo trata de conocer una empresa antes de contactar con ella; el primer lugar al que acudimos es a internet; por ello, es de vital importancia facilitar este proceso y contar con una buena presencia en redes sociales para hacer más notoria no sólo tu marca sino tu imagen corporativa.

¿Cómo influye el uso de redes sociales en vuestra empresa?

Para nosotros es más un canal de comunicación con nuestros clientes que de venta. Nuestro servicio es muy personalista y la venta directa es esencial para cerrar contrataciones.

La influencia de las redes sociales es muy positiva, ya que nuestros servicios por su especialización, generan ciertos miedos en posibles clientes, miedos que podemos despejar gracias a las opiniones públicas de algunos de nuestros clientes, lo que, de una forma, puede ayudar a cerrar ventas pero, como comento, no es un canal generador directo de ingresos.

Miras hacia atrás: ¿Qué has logrado hasta ahora?

He logrado aprender mucho, y para aprender mucho primero hay que equivocarse bastante. En este momento, trato de afianzar todo lo aprendido y vivido, tanto de situaciones positivas como, sobre todo, de las menos buenas. A lo largo de este tiempo, he aprendido que hay que evitar que ciertas preocupaciones nublen la ilusión con la que comencé este nuevo camino de emprendimiento. Estoy aprendiendo a disfrutar de lo conseguido. Me siento muy orgullosa de mirar a mi empresa y ver el equipo que lo formamos, sabiendo lo que somos capaces de hacer y al echar la vista atrás, divisar dónde estamos y dónde empezamos. Es muy importante ser humilde y saber de dónde venimos, para nunca perder la perspectiva y mantener los pies siempre en el suelo.

Miras hacia delante: ¿Qué te queda por conseguir?

Algo que he aprendido con Sigma Biotech es que las expectativas se cumplen, pero siempre hay un camino que recorrer, unas veces más corto y otras más largo, pero siempre hay dificultades. Nadie te regala nada. El mundo en el que vivimos actualmente, no espera. Por ello, quiero seguir creciendo junto a mi empresa y continuar demostrando el talento del equipo que la conformamos, para, sobre todo, ayudar a empresas del sector a que identifiquen la innovación como algo estrictamente necesario. Antes era una opción, hoy es ya una necesidad indispensable.

¿Qué consejo darías a nuevos emprendedores?

Mi principal consejo para aquellas personas que tengan la idea de llevar a cabo un nuevo proyecto empresarial, no es otro, que el de ser pacientes, especialmente en los primeros meses de vida, pues encontrarán numerosas dificultades, más aún si no poseen ningún tipo de conocimiento previo en muchas áreas, tal y como ocurrió en mi caso.

En segundo lugar, es importante creer en tu proyecto. Si tú no crees en tu empresa, en lo que haces, será difícil que alguien lo haga. Y por supuesto, es importante rodearse de un equipo de trabajo competente, así como de asesores de confianza que realmente crean en el proyecto de empresa, apostando en todo momento por su crecimiento.

Entrevista a Marta González, CEO y fundadora de Sigma Biotech
Valorar este artículo

Dejar respuesta