Dos tercios de las empresas originales del Ibex 35 han desaparecido

0

Este dato pone de manifiesto la importancia de disponer de una estrategia de gestión integral de los riesgos para crear sociedades fortalecidas.

Las empresas deben integrar la gestión de riesgos en sus planes estratégicos si desean sobrevivir.

Puesto que, en un entorno en el que las amenazas e incertidumbres se han incrementado exponencialmente, se debe llevar a cabo una adecuada identificación y gestión de los mismos sera clave para el éxito y tener espacio en el mercado.

Dos tercios de las compañías españolas que integraban originariamente el Ibex 35 en el año 1992 han desaparecido, lo que pone de manifiesto la importancia de disponer de una estrategia de gestión integral.

Controlar los riesgos para así crear sociedades resistentes capaces de adaptarse al entorno, dos tercios de las compañías españolas que integraban originariamente el Ibex 35 en el año 1992 han desaparecido, lo que pone de manifiesto la importancia de disponer de una estrategia de gestión integral según coinciden los expertos de KPMG.

Las empresas se enfrentan cada vez a más riesgos que afectan a sus negocios.

Además crecen de manera exponencial impulsados por la interconexión, por lo que las sociedades deben tomar decisiones en un contexto en el que prima la inmediatez.

Para llevar a cabo una estrategia de gestión de riesgos adecuada, es necesario mirar más allá del corto plazo, como señala el socio responsable de Gobierno, Riesgo y Cumplimiento de KPMG España, José Luis Blasco.

Subraya que el método tradicional de identificación de riesgos ha dejado de funcionar, al sustentarse en mirar al pasado para predecir el futuro.

Por otra parte, la tecnología también ha traído consigo un aumento del riesgo de fraude y «no se aprovecha suficientemente» para combatir este tipo de conductas, según asegura Fernando Cuñado.

 

Dos tercios de las empresas originales del Ibex 35 han desaparecido
Valorar este artículo

Dejar respuesta