IEBS

Portada » Autónomos » ¿Apostar por una profesión de futuro? Conoce la figura del asesor financiero

¿Apostar por una profesión de futuro? Conoce la figura del asesor financiero

No hay duda de que la digitalización de múltiples servicios ha supuesto una mejora y un abaratamiento del coste de muchos de ellos. Podemos acceder a prestaciones que antes eran difíciles de conseguir, o que nos exigían tiempo y dedicación, en apenas unos clics. De la misma forma, podemos acceder a una gama de nuevos servicios que antes no existían, y hacerlo, además, a cualquier hora del día.

Internet ha cambiado nuestra forma de relacionarnos y prácticamente todos los sectores económicos, pero sin duda, uno de los que más ha notado su impacto es el sector bancario.

Por eso, la digitalización no debería llevar aparejada un distanciamiento en la relación entre cliente y banco, porque probablemente el resultado final será la ruptura. El cliente debe sentir que la gestión de sus recursos financieros es importante y personalizada. En este contexto se afianza la figura del asesor financiero.

El asesor financiero para ayudar a los clientes

El asesor financiero es un profesional cualificado que ayuda a los clientes a gestionar su ciclo de vida financiero, según sus ingresos, su patrimonio, sus necesidades y sus preferencias de inversión. De esta forma, el asesor financiero aconseja a sus clientes en la toma de decisiones, le plantea un planificación financiera y le presenta las opciones de productos y servicios que puede servir para llevar a cabo el plan financiero personal. Pero siempre es el cliente el que tiene la última palabra y toma la decisión.

Su objetivo básico, por tanto, es ayudar, a partir de su conocimiento especializado sobre el sector y de su profesionalidad. Para lograrlo, es básico establecer una relación de confianza. Esa es la idea, detrás de figuras como Family Banker, el asesor financiero de Banco Mediolanum. Se trata de establecer con los clientes una relación de confianza que permita afrontar todos los aspectos relacionados con la gestión de sus recursos financieros y dar respuesta a todas sus necesidades, desde la liquidez hasta el ahorro, pasando por la compra de la vivienda o la jubilación.

Para ayudar al cliente en esta tarea, se necesita un trabajo de análisis exhaustivo: ¿Cuáles son sus necesidades, sus características y sus expectativas? Solo así se pueden proponer productos financieros, de ahorro o de inversión. Pero además del análisis del cliente, el asesor financiero debe tener una cualidad personal ineludible: compromiso. El cliente no es un número más, sino una persona a quien le preocupa el uso de sus recursos. Por eso, el asesor financiero debe compartir sus preocupaciones, y ser consciente de que su responsabilidad con el cliente y debe brindarle su apoyo especializado.

La importancia creciente del asesor financiero

En los últimos tiempos, muchos bancos se han dado cuenta de que los clientes valoran enormemente que haya alguien al otro lado del teléfono o en su oficina que se preocupe verdaderamente por ellos y sus finanzas. Da tranquilidad y confianza, y por eso la figura del asesor financiero es cada vez más común, y a la vez representa una salida profesional muy interesante para, entre otros, profesionales jurídicos, financieros o economistas.

Entre sus funciones están establecer relaciones de largo plazo con los clientes, ayudándoles a construir soluciones financieras adaptadas a su perfil de riesgo, así como buscar nuevas oportunidades. .

Por estos motivos, los asesores financieros tienen una sólida formación técnica en finanzas y un amplio conocimiento de la evolución de los mercados y la economía. Además, se requiere una base de conocimientos jurídicos y fiscales para elaborar un plan fiscal personalizado, y cualidades en el ámbito de la psicología, para poder ayudar al cliente a tomar las decisiones más adecuadas.

Como se trata de una profesión altamente especializada, algunos bancos están ofreciendo a sus asesores financieros formación continua y una oportunidad de carrera en un entorno profesional dinámico y flexible. De esta forma, el crecimiento en la gestión de clientes y en el asesoramiento de su patrimonio ofrece la posibilidad de alcanzar nuevos retos con itinerarios formativos específicos.

Desde 2018, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) publica una lista de acreditaciones válidas para certificar el trabajo de un asesor financiero. Se trata, en definitiva, de una profesión que exige una importante cualificación, si bien en contrapartida ofrece una carrera profesional de presente y futuro en el sector financiero.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Asesoría para Autónomos y Empresas: Una Guía Completa

Asesoría para Autónomos y Empresas: Una Guía Completa

¿Qué es la Asesoría para Autónomos y Empresas? La asesoría para autónomos y empresas es un servicio profesional que ofrece orientación y apoyo en diversos aspectos de la gestión empresarial. Estos servicios pueden incluir áreas como la contabilidad, la fiscalidad, la...

La libertad de ser yo aprendiendo a decir «no»

La libertad de ser yo aprendiendo a decir «no»

No deja de sorprender lo difícil que resulta a muchos de nosotros pronunciar esta breve palabra: “no”.  Puede que nos asuste el rechazo que pudiera venir como respuesta, quizás son nuestros propios juicios los que frenan nuestra lengua o incluso el miedo a decepcionar...

III Congreso presencial de Extranjería e Inmigración #CEI22

III Congreso presencial de Extranjería e Inmigración #CEI22

Un punto de encuentro para debatir sobre los cambios y la reforma de la Ley de Extranjería.  El congreso tendrá lugar el 13 y 14 de octubre en el Hotel Villamadrid (Madrid)  La Escuela de Negocios Aristeo, Grupo Aristeo y la Asociación Inmigrantes Sin Fronteras ha...

Gestorum

EN PORTADA