Ventajas e inconvenientes de ser autónomo

0
Ventajas e inconvenientes autónomo

A la hora de decidir comenzar a cotizar por ti mismo de manera independiente, deberás elegir la mejor opción, es decir, elegir cuál va ser la mejor forma jurídica para gestionar tu empresa; darte de alta como autónomo o por otro lado, crear algún tipo de sociedad.

Tendrás que tener en cuenta varios factores que van a afectar directamente a tu elección, ya todo influye: el dinero que vayamos a invertir, las exigencias legales, el capital que debemos invertir, el número de socios, etc…

Si eliges darte de alta como autónomo individual, podrás gozar de ciertas ventajas:

Sin duda es, la forma más fácil y rápida de comenzar a cotizar por ti mismo y dar de alta una empresa. Además, si te das de alta como autónomo la empresa continuará estando bajo tu control total y podrás tomar decisiones en la gestión de la empresa. Y es que darte de alta cómo autónomo, no supone grandes gestiones ni trámites legales, lo que hace que todos los costes relacionados con sacar a adelante tu negocio, se reduzcan.

Esta forma es la más solicitada por pequeñas empresas o incluso pequeños negocios que son dirigidos por una sola persona, ya que es la forma más rentable.

Sin embargo, existen varios inconvenientes que pueden echarte para atrás a la hora de poner en marcha tu negocio dado de alto como autónomo individual y es que no existe ningún tipo de diferenciación entre el patrimonio personal y el empresarial, lo que significa que no hay diferencia entre los bienes presentes y futuros antes las deudas de terceros.

Si te has dado de alta cómo autónomo y estás casado en régimen de gananciales, puede suponer que tu actividad empresarial alcance el patrimonio de tu cónyuge. Tampoco puedes contratar a familiares que compartan contigo hasta segundo grado de consanguinidad, si quieren trabajar contigo, deberán también darse de alta como autónomos.

office-1516329_960_720Las sociedades te ofrecen una imagen mucho más profesional que si eres un sólo autónomo, ante grandes empresas o multinacionales las sociedades te dan más presencia. Por otro lado, si te has dado de alta como autónomo y tienes unos ingresos elevados vas a tener que pagar más impuestos que con una sociedad, por lo que si superas los 45.000 de beneficios al año, es mejor que te plantees la idea de crear una sociedad. Además si las empresas que forman parte de tu competencia directa son en su mayoría sociedades, es mejor que tu también lo seas y sobre todo si vas a tener que invertir mucho dinero en ponerla en funcionamiento.

El hecho de que crees una sociedad supondrá que continúes cotizando como autónomo, pero en este caso lo que vas a ser es administrador de la sociedad. Puedes esperar a que tu empresa lleve en marcha y funcionando bien 2 o 3 años, ya que es importante que tengas en cuenta que se han aprobado los 50€ a pagar de «Tarifa Plana» y desde enero de 2014, la cuota para los autónomos societarios subió hasta los 314€, por lo que es mejor que comiences trabajando como autónomo y te cambies más adelante.

Valorar este artículo

Dejar respuesta