La transformación de la logística al entorno digital

0

“Los tiempos están cambiando”, que diría el famoso cantante. Y es cierto. La digitalización ha supuesto un auténtico salto evolutivo hasta en los sectores profesionales más tradicionales.

Y es que lo digital ya no solo se avista en escenarios laborales como oficinas, sino que en un comercio local, un centro de salud o un almacén, también hay una alta presencia de digitalización. De este modo, conceptos como “logística 4.0” han llegado para quedarse. Veamos algunas de las formas en las que la digitalización se ha instaurado en este sector:

Ejemplos de transformación digital en logística

Software y sistemas informáticos

La creación de un software especializado y la utilización de sistemas informáticos han supuesto una mejora ostensible en la gestión, el seguimiento y el control de las mercancías durante la supply chain.

Así, el uso de los sistemas de planeación de rutas o de un CRM son prácticas ya muy habituales.

Big Data

Las empresas de logística han aprendido también a gestionar en beneficio propio toda esa ingente cantidad de datos o Big Data. Para ello, a través de herramientas de Business Intelligence, las organizaciones logísticas identifican con más facilidad sus fortalezas y debilidades, intentando mejorar estas últimas para seguir las tendencias del mercado.

Por tanto, el Big Data también ha mejorado la eficiencia en la logística, optimizando las operaciones de las empresas y generando unos mejores resultados.

Ecommerce

La adaptación al mundo digital también conlleva unirse al comercio electrónico. Es el caso, por ejemplo, de Ractem. Una empresa especializada en soluciones de almacenaje y que también desarrolla su actividad a través de la venta online de estanterías.

Y es que la logística también ha aprovechado todas las oportunidades del ecommerce. Vender en internet implica una mayor apertura del mercado, alcanzando un mayor número de usuarios, entre otras principales ventajas.

Computación en la nube

La nube o poder almacenar los datos de una compañía de una forma remota, en línea y con un acceso desde cualquier dispositivo, ha revolucionado la comunicación empresarial.

La nube facilita tanto la comunicación vertical como horizontal, reduciendo los fallos en los datos de los clientes y agilizando la toma de decisiones.

De este modo, en una misma empresa, distintos trabajadores tendrán acceso a la misma información:

Así, tanto un empleado que se encuentre en las oficinas de un almacén y un transportista que esté en plena ruta podrán acceder a los mismos datos de un pedido o de un cliente.

Inteligencia Artificial

La IA o Inteligencia Artificial ha desencadenado también una transformación digital en la logística actual. Sobre todo, en lo que concierne a la robótica. Hoy en día, muchos robots o máquinas se hacen cargo de una parte del trabajo de almacenaje, pero siempre bajo supervisión humana.

Esto supone no solo beneficios en lo que respecta a la optimización de procesos logísticos y, por ende, una mayor efectividad en el trabajo; sino que incrementa la seguridad laboral en el almacén. Los trabajadores ya no tendrán que mover grandes y voluminosas cargas de trabajo, por lo que el riesgo de accidentes disminuye.

A pesar de que a priori permanezcan anclados en los métodos tradicionales, los procesos logísticos han evolucionado de la mano de la digitalización. Se han actualizado y están dispuestos a dar respuesta a las necesidades actuales del mercado.

Dejar respuesta