Los autónomos y la baja en las vacaciones ¿una buena opción?

0

En este periodo estival muchos de los autónomos ven cómo sus ingresos descienden muchísimo, de ahí que muchos autónomos tomen la decisión de darse de baja durante los meses de verano, para así ahorrarse la cuota de autónomos que deben ingresar mensualmente a la Seguridad Social.

En principio no parece una mala idea, y desde luego estaría genial para ahorrarte u dinerillo esos meses hasta que empieces de nuevo con tus ingresos habituales, aunque si lo analizas bien te darás cuenta de que hacer esto tiene más desventajas que ventajas…

En primer lugar, has de saber que si eres beneficiario de algún tipo de bonificación en tu cuota de autónomos, por haber iniciado tu actividad hace poco tiempo, la vas a perder, da igual que vuelvas a darte de alta dentro de los meses de bonificación, aunque es cierto que si te estás beneficiando de la tarifa plana de 50 euros, podrás seguir contando con esta bonificación. Aunque te des de baja como autónomo en estos meses de verano, cuando vuelvas a darte de alta en el RETA podrás continuar pagando estos 50 euros, pero, ten en cuenta que el contador sigue corriendo, osea que los meses van a seguir contando. De este modo, cuando vuelvas a darte de alta en el RETA, se te va a aplicar la cuota de autónomos correspondiente a ese mes en función del tiempo que haya pasado.

También debes saber que aunque durante un mes no cotices también entrará en el cómputo de la Seguridad Social, si calculas lo cotizado a lo largo de todo el año, el problema es que suma 0, lo cuál obviamente influirá en tu jubilación, al igual que influirá en otro tipo de prestaciones de las que te beneficias.

Otra de las desventajas que existen de darte de baja en estos meses es que a esta situación, la Seguridad Social la denomina como una “situación asimilada al alta”. Esto significa que en algunos casos el trabajador seguirá considerado dado de alta en la Seguridad Social, a todos los efectos, aunque en ese momento no esté cotizando. Para los autónomos este plazo de “situación asimilada al alta” será solamente de 90 días naturales, que se contarán a partir del último día del mes en el que se transmite la baja en el RETA.

Otras de las grandes desventajas de darte de baja como autónomo es que si durante estos meses de verano no estás registrado en el Censo de Empresarios, Profesionales y Retenedores de Hacienda, no vas a poder deducir ni el IVA ni tampoco ningún gasto en concepto de IRPF de todo lo que has seguido pagando durante ese tiempo. Es cierto que te estás ahorrando la cuota, pero ya no podrán deducir gastos del IVA o hacer ningún otro tipo de desgravación, así que mejor, analiza tu situación y haz lo que más te convenga.

Por otro lado, también deberás tener en cuenta que vas a tener que tramitar tu baja tanto en Hacienda como en la Seguridad Social, así como tu próxima alta. Si realizas estos trámites personalmente tienes que saber que te llevará un tiempo y que necesitarás tener disponible toda la documentación. También es cierto que podrás hacerlo a través de una gestoría para que te realice todos los trámites, pero ésto tendrá un coste obviamente.

Por último, y en el caso de que a pesar de estas desventajas continuaras con la idea de darte de baja como autónomo, no puedes olvidarte de presentar el trimestre si concretamente coincidiera con estas fechas, ya que prestarlo fuera de plazo o no presentarlo puede conllevarte elevadas sanciones por parte de Hacienda.

Estas son las desventajas que existirían de darte de baja como autónomo durante lso meses de verano, pero aun así, mucha gente toma la decisión de hacerlo igualmente. Estudia tu situación personal, analiza en profundidad los pros y los contras y toma finalmente la decisión que más te beneficie… y por supuesto, no dejes de cogerte unas merecidas vacaciones por este motivo, ya que la desconexión es vital para seguir funcionando de manera efectiva.

¡Feliz verano!

Los autónomos y la baja en las vacaciones ¿una buena opción?
Valorar este artículo

Dejar respuesta