¿Comprar o alquilar una furgoneta siendo autónomo?

0

En tu trabajo como autónomo puede que necesites un medio de transporte que te permita trasladar la mercancía o tus utensilios de trabajo de un lugar a otro. Pero ¿es mejor elegir alquilar una furgoneta o, tal vez, sea una buena decisión comprarla? Aunque todo dependerá de tus circunstancias, hoy vamos a analizar todo esto con mayor detalle, ya que el alquiler tiene muchas ventajas que quizás desconoces.

De hecho, el renting de furgonetas en provincias como Santa Cruz de Tenerife es altamente solicitado por los autónomos. La razón está en todas las facilidades que esta opción de alquilar una furgoneta les ofrece frente a la compra. Esto es lo que descubrirás a continuación, aunque te adelantamos que las ventajas son ¡muchas!

Un alquiler flexible adaptado a tus necesidades

Existe la posibilidad de que solo necesites una furgoneta para unos días o meses en los que te pueda hacer falta para un determinado trabajo. No obstante, cuando este termina ¿qué vas a hacer con este vehículo? Es una pena que pueda quedar inutilizado o parado sin que le des uso. En el caso de que lo compres, no te saldrá rentable haber invertido dinero, así que ¿por qué no alquilar una furgoneta?

Si en vez de comprar, eliges alquilar una furgoneta, vas a poder decidir por cuánto tiempo la deseas disfrutar. Pueden ser solo unos días, quizás unas horas o meses. No importa, tú decidirás el tiempo y esto repercutirá en su precio. En lugar de pagar el valor de una furgoneta completo (como sería en el caso de que la comprases), abonarás una cantidad por los días, horas o meses que la has disfrutado.

Ahorrar es muy importante cuando eres autónomo

El pago de la cuota de autónomos, los trimestrales, después la RENTA… Un autónomo tiene varios gastos y, además, si cuentas con un local ¡estos se incrementan! Por lo tanto, ahorrar es algo importante para ti y al alquilar una furgoneta lo estarás haciendo. Solo pagarás por lo que uses, nada más. Si necesitas este vehículo 2 horas, pues solo abonarás lo correspondiente a ese tiempo. ¡Qué flexible!

Tarifas económicas y con ¡todo incluido!

Alquilar una furgoneta tiene ciertas ventajas y es que no vas a tener que pensar ni en el seguro, ni en el mantenimiento o las reparaciones. Todo esto se incluye en el precio que vas a pagar y no importa que solo necesites el vehículo para unas horas. El alquiler se caracteriza por este tipo de extras que te van a ahorrar muchas preocupaciones.

En el caso de que sí le vayas a dar un uso a largo plazo, durante varios años, tal vez comprar una furgoneta sea algo que se ajuste mejor a tus necesidades. Aunque, ten en cuenta que con el renting ¡puedes deducirte el gasto! Otra ventaja de la que no te habíamos dicho nada, pero que seguro es una buena noticia para ti. Como tu furgoneta solo la usarás para trabajar, podrás deducirte lo que pagas por ella. ¡Prueba el alquiler!

Dejar respuesta