Formas para contratar trabajadores cuando eres autónomo

0

En numerosas ocasiones cuando un autónomo lleva ya un tiempo con un negocio en marcha y empieza a funcionar con éxito, y por lo tanto a necesitar contratar personal para que le ayude a desarrollar su actividad económica, se le presentan varias dudas sobre esta contratación.

Los autónomos al igual que cualquier empresa, pueden contratar trabajadores, tanto es así, que los autónomos empleadores son una figura fundamental en la estructura económica española ya que ellos en gran medida generan empleo y reducen el paro de España.

pexels-photo-200303

Existen varias opciones para que un autónomo contrate, la primera y mejor opción es que contrates a trabajadores por cuenta ajena, que supone la forma más común de que un autónomo contrate personal. El primer paso para poder hacerlo es darte de alta como empresario en la Tesorería General de la Seguridad Social de tu ciudad, donde deberás rellenar el impreso TA.6 y se te dará un Código de Cuenta de Cotización de Empresa, que le sirve a la Seguridad Social para identificar cotizaciones, contratos asociados a tu empresa.

El siguiente trámite es dar de alta a tu empleado en la Seguridad Social, para lo que vas a necesitar su número de afiliación a la misma, el DNI y su cuenta corriente. Deberás registrar este contrato laboral con las condiciones entre tu y tu empleado en el SEPE, en un plazo máximo de 10 días.

Ahora tendrás que ingresar el salario correspondiente de tu empleado y cotizar por el en la Seguridad Social, abonando las correspondientes retenciones correspondientes de IRPF a ingresar en Hacienda al trimestre.

La segunda opción es que establezcas una relación contractual con un trabajconstruction-site-build-construction-work-159306ador que también es autónomo, siendo entonces un contrato de tipo mercantil, lo que significa que el autónomo que has contratado no sería tu empleado sino más bien tu serías un cliente al que él le está prestando sus servicios, así que cada vez que te haga un trabajo, deberá emitir una factura con el importe equivalente al trabajo que le has mandado.

Desde ese momento serás el encargado de abonar un salario a tu empleado y cotizar por él a la Seguridad Social, así como de abonar las retenciones correspondientes de IRPF a ingresar en Hacienda cada trimestre.

Otra forma que tienes para contratar a un autónomo es a través de una ayuda familiar; si tienes familiares directos mayores de 16 años, puedes contratarles para que trabajen en tu empresa como autónomos colaboradores, siendo una forma más económica y sencilla que contratar a alguien por cuenta ajena.

Valorar este artículo

Dejar respuesta