Aumento de 6 a 12 meses la Tarifa Plana para autónomos

0

Esta es sin duda una de las medidas más solicitadas por parte del sector de los autónomos, que viendo que la cuota de autónomos inicial, de más de 250 euros, les suponía un auténtico sacrificio, ya que un autónomo varía muchos sus ingresos en función de cada mes, pudiendo pagar la cuota sin problemas en unas ocasiones y teniendo serios problemas para hacerlo en otras.

Por este motivo y gracias a las medidas solicitadas por Ciudadanos, el PP ha incluido esta medida en la nueva propuesta de Ley del trabajador autónomo y a partir de ahora, los nuevos autónomos tendrán más oportunidades y menos problemas económicos, gracias a la ampliación de los a los 12 meses de la tarifa plana de 50 euros en la cotización.

Además, tendrán más fácil volver a emprender, ya que se reduce de los 5 a los 2 años el período que el autónomo tiene que haber estado de baja para solicitar esta tarifa plana. Es decir, que si el autónomo se ha beneficiado anteriormente de esta tarifa plana, este período de baja será de 3 años. Las mismas mejoras se aplican también en la tarifa plana específica a la que tienen derecho los nuevos autónomos que tengan la condición personas con discapacidad, víctimas de violencia de género o víctimas de terrorismo.

Por otro lado, no puedes cumplir ninguno de los siguientes requisitos:

  • No puedes ser autónomo colaborador
  • No haber recibido antes una bonificación de la Seguridad Social como trabajador autónomo
  • No ser administrador de una sociedad mercantil

Si eres un trabajador que realizas más de una actividad laboral, por ejemplo, como trabajador por cuenta propia, y también como trabajador por cuenta ajena, la Ley de Emprendedores puso en marcha nuevas bonificaciones del 50% de la cuota de autónomos para esos casos, por lo que el autónomo puede elegir entre las bonificaciones por pluriactividad o la tarifa plana.

Si comparamos a España con algunos de los países de la Unión Europea en cuanto a estas cuotas de pagos a la Seguridad Social, observamos varias diferencias que ponen de manifiesto que a nuestro país aun le queda mucho por hacer en cuanto a las facilidades que se les ofrecen a los trabajadores por cuenta propia:

Alemania: se paga un seguro obligatorio que va de los 150 a los 200 euros. Además, si los beneficios del autónomo superan los 1.700 euros al mes, este tiene que pagar una cuota extra de 140 euros mensuales.

Austria: no existe una cuota mensual pero sí tienen que pagar un seguro médico por  una cuantía variable.

Bélgica: no existe una cuota mensual pero los impuestos van desde el 25% al 50% en función de los ingresos.

Chipre: no existe una cuota mensual pero se paga en función de los ingresos del autónomo a final de año.

Croacia: los autónomos deben abonar 500 euros en concepto de alta. Al final del año pagan un 20% de impuestos en base a sus ingresos.

Dinamarca: no existe cuota mensual y se paga entre el 25% y el 50% de impuestos a final de año.

Eslovaquia: los autónomos deben abonar 50 euros en concepto de alta. Al final del año se calcula una tasa impositiva en función de sus ingresos.

Eslovenia: se paga un porcentaje variable en función de los ingresos.

Estonia: los autónomos pagan una tasa de 100 euros al inicio de su actividad y luego un porcentaje en impuestos sujeto a sus ingresos.

Finlandia: no existe cuota mensual. Se paga un porcentaje de impuestos en función de los ingresos.

Francia: el primer año no se paga nada. A partir de ahí, se calcula una tasa de impuestos en función de sus ingresos.

Grecia: se pagan 50 euros mensuales de cuota y un porcentaje variable de impuesto según los ingresos.

Holanda: se deben abonar 50 euros en concepto de alta y 100 euros mensuales de seguro médico obligatorio.

Irlanda: no existe cuota de entrada o mensual y se paga un 5% de los ingresos.

Italia: sólo se paga en base a los ingresos y el tope es del 20% de impuestos.

Letonia: no existen cuotas de entrada o mensuales y los impuestos van desde el 9% al 24%.

Lituania: no existen cuotas de entrada o mensuales y el porcentaje de impuestos que se paga varía en función de la actividad y los ingresos.

Luxemburgo: no existen cuotas de entrada o mensuales pero la burocracia en este país es compleja y se debe demostrar competencia como autónomo para conseguir permiso. Se pagan impuestos en función de la actividad y los ingersos.

Malta: no existen cuotas de entrada o mensuales y el porcentaje de impuestos que se paga varía en función de la actividad y los ingresos.

Polonia: no existe cuota inicial pero sí mensual de 200 euros. Al final del año se calculan los impuestos a pagar en función de los ingresos.

Portugal: no existen cuotas mensuales. Se paga el 24% de los ingresos anuales en concepto de impuestos.

Reino Unido: la cuota base mensual va de los 13 a los 58 euros en función a los ingresos, sobre los que calcula el porcentaje de impuestos a pagar.

República Checa: hay una cuota de entrada de 40 euros. Después pagan impuestos en función de sus ingresos.

Rumanía: la cuota de entrada es de 100 euros. Después pagan impuestos en función de sus ingresos.

Suecia: no existen cuotas de entrada o mensuales. El autónomo puede llegar a pagar hasta el 50% de sus ingresos.

Aumento de 6 a 12 meses la Tarifa Plana para autónomos
Valorar este artículo

Dejar respuesta