Los ingresos por cotizaciones por cese de actividad de autónomos disminuyen un 11%

0

Los ingresos por cotizaciones por cese de actividad de los trabajadores autónomos se han reducido un 11% en los últimos tres años, desde los 149,7 millones de euros recaudados en 2014 hasta los 132,6 millones previstos para este 2017, según reflejan los datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Es el paro de los autónomos, una prestación ofrecida en su día por el Gobierno como un avance en la equiparación de los trabajadores por cuenta propia a los del régimen general, pero «poco atractiva» en la práctica, a juicio del presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor.

Tal como demuestra la Seguridad Social, para el 85% de aquellos que cotizan, este es un desembolso prescindible: tan sólo 499.234 autónomos cotizan por cese de actividad, casi el 15% de los más de 3 millones de trabajadores por cuenta propia registrados desde el mes de septiembre.

El número de cotizantes ha disminuido en un 24% desde el máximo alcanzado en 2012 (659.669).

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) relaciona esta reducción con la mejora de la economía y la menor necesidad de protección ante la contingencia de cese en las actividades, una opinión que Lorenzo Amor no comparte, ya que afirma que «ningún autónomo se ha dado de alta en la prestación por cese de actividad por la coyuntura económica», y justifica: «¿Piensa alguien que un autónomo va a pagar esta contingencia para cobrar durante dos meses un máximo de 600 euros mensuales?»; a su juicio: «quien piense eso no tiene ni idea de lo que es ser autónomo».

Inicialmente, la cobertura de la protección por cese estaba vinculada a la protección de las contingencias profesionales de los autónomos, pero la modificación de la Ley de Mutuas estableció la voluntariedad de la protección.

FUENTE: EL ECONOMISTA

Valorar este artículo

Dejar respuesta