Las pymes y el verano: su mayor momento de facturación

0

De igual modo que un gran número de autónomos pierden ingresos y piensan incluso en darse de baja para reducir sus gastos debido al bajísimo nivel de ingresos, muchas pymes tienen durante estos meses una enorme cantidad de trabajo.

En su gran mayoría las pequeñas y medianas empresas pasan ahora por su periodo de mayor facturación, ya que su nivel de ingresos anuales depende en su gran medida de estos tres meses de verano. Como es obvio el turismo, la recuperación de la demanda interna, y el buen tiempo hacen que muchas pymes dirigidas a este sector encuentren aquí los meses de más trabajo.

Durante los primeros cuatro meses del año, nuestro país ha recibido a unos 20 millones de turistas, cifra que supone un aumento del 11,6% en comparación con los datos registrados el año pasado, y también refleja que el importante potencial que supone este sector para las pymes, y no son únicamente las que pertenecen al mundo del turismo.

Y es que cada vez son más las pequeñas y medianas empresas que se preparan para la llegada de los turistas, ya sean los restaurantes, los pequeños hoteles, casas rurales, lugares de actividades de ocio, etc… y es que según previsiones de empresas de trabajo temporal como Adecco y Randstad se calcula que las contrataciones aumentarán este verano hasta un 12%  más si lo comparamos con el año pasado y los sectores con mayor beneficio serán el comercio, el entretenimiento, hostelería, ocio y transporte. 

Otro tipo de empresas que también “hacen su agosto” y nunca mejor dicho en estos meses son aquellas dirigidas a realizar despedidas de soltero o incluso las encargadas de llevar a cabo bodas y aseguran que estos meses son los más fuertes de todo el año para ellos.

Muchas de las pymes de este tipo intentan aprovechar estos meses y se lanzan a intentar llevar a cabo venta cruzada y por ejemplo, aprovechan estos meses para ofrecer otros servicios y así atraer al mayor número de clientes posible.

Pero por supuesto las compañías hoteleras son las que manifiestan sus mayores aumentos de ingresos, incluso durante estos meses se ven obligados a tener que reforzar su plantilla ya que no dan a basto con el personal que tienen a lo largo del resto del año y en muchas casos renuevan y reforman sus instalaciones para poder ofrecer “más” y mejores servicios a sus clientes.

En cuanto a las pymes que se alejan del sector turístico, por ejemplo, podemos hablar de academias escolares que triplican también el número de alumnos durante esos meses,de cara a los exámenes de septiembre y que por ejemplo también se preocupan en mejorar su página web y así atraer a los estudiantes.

Así es que al igual que muchos autónomos y pymes pierden ingresos durante estos meses, muchas otras necesitan incluso ayuda para poder trabajar durante estos meses, ya que triplican su facturación.

Si trabajas en una de estas pymes… o estás al frente de una… ¡mucho ánimo! y a aprovechar y trabajar mucho durante estos meses que luego llegarán las ¡vacaciones! :;

 

 

Las pymes y el verano: su mayor momento de facturación
Valorar este artículo

Dejar respuesta